Incontinencia urinaria: un trastorno infradiagnosticado y tabu

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La incontinencia urinaria afecta a más de un 20% de las mujeres, aumentando la incidencia a partir de los 60 años. El 30% de las mujeres padecen incontinencia postparto y el 56% de las mujeres sufren incontinencia por la menopausia.

Hay muchas causas que provocan la incontinencia urinaria además del postparto y menopausia como, la genética, la obesidad, el estreñimiento o la práctica de algunos deportes de alto impacto. También puede aparecer como consecuencia de una ingesta excesiva de líquidos, malos hábitos miccionales o el consumo de algunos medicamentos (diuréticos, antidepresivos, tratamientos para la hipertensión).

Es un trastorno infra diagnosticado debido a que se convierte en un tabú para quien lo padece y con el tiempo es un problema de no solución.

Muchas mujeres reconocen tener pérdidas de orina frecuentes, pero de poca cantidad y si no ven afectada su calidad de vida no toman medidas, ni consultan con su médico y que con el tiempo puede ser un verdadero problema.

La incontinencia urinaria puede ser de varios tipos. La más frecuente es la de esfuerzo, que aparece cuando realizamos algunas acciones en las que se ejerza presión intra-abdominal (estornudar o toser fuerte, un ataque de risa…). Esto puede suceder tras un parto o en la menopausia debido a los cambios hormonales. Otra de las tipologías frecuentes son las pérdidas de urgencia, que aparece cuando sentimos una imperiosa necesidad de orinar y un aumento de las micciones diurnas y/o nocturnas. Normalmente está vinculada a una mayor actividad del músculo que hace que la vejiga se contraiga de forma involuntaria y que puede estar asociada al síndrome de vejiga hiperactiva.

La incontinencia urinaria y la vejiga hiperactiva pueden afectar seriamente la calidad de vida de la mujer y condicionar su actividad diaria. Limitan su actividad física, afectan al descanso y la calidad del sueño, disminuyen la autoestima y pueden llegar a dificultar las relaciones personales.

Para mejorar el bienestar de las mujeres que padecen estos trastornos puede ser recomendable realizar ejercicios que ayuden a reforzar la musculatura de la zona del suelo pélvico, practicar regularmente ejercicio físico moderado y seguir una dieta equilibrada. También puede ser recomendable la toma de complementos alimenticios a base de extractos vegetales que se han demostrado ser de utilidad en casos leves o como apoyo a los tratamientos convencionales.

Una eficaz combinación de semillas de Uva y Ácidos Gaba

INCONTYGENSI, de Laboratorios Farmadac , es un complemento alimenticio elaborado a base de extracto de semillas de uva y ácidos gaba, indicado en casos leves de vejiga hiperactiva con o sin incontinencia de urgencia o en la incontinencia mixta.

Incontygensi está indicado en casos leves de vejiga hiperactiva y de incontinencia urinaria tanto de urgencia como de esfuerzo, asociados a la edad y a postparto. Su formulación ha demostrado su eficacia en diferentes estudios clínicos, ayudando a reducir la urgencia miccional y el número de escapes diurnos y nocturnos.

¡Más noticias y consejos en Facebook!